jueves, 27 de agosto de 2009

Que la maldad muera con ella

Nos permitimos un deseo ingenuo, ahora que la naturaleza se encargó de una de las voceras más encarnizadas y furibundas de la cacería humana desatada por la Triple A y la dictadura. El house organ de la (¿ex?) oligarquía la recuerda recoleta y brevemente en el anticipo que leerán más abajo. No la vamos a extrañar. Siempre nos vamos a acordar de lo que hizo y de lo que ayudó a hacer. Ella, que decía creer en el cielo y en el infierno, seguramente estará sorprendida del calor que hace en el lugar al que llegó anoche.


Dirigió el diario La Nueva Provincia
Falleció anoche Diana Julio de Massot
Miércoles 26 de agosto de 2009

Anoche, al cierre de esta edición, se conoció la muerte en esta ciudad de la señora Diana Julio de Massot, directora honoraria de La Nueva Provincia, de Bahía Blanca, diario que fundó su abuelo, Enrique Julio, en 1898, y que ella condujo como directora desde 1956.

De fuerte personalidad, Diana Julio tuvo una trayectoria importante en la vida nacional. En 1959 integró la comitiva que acompañó al presidente Arturo Frondizi a EE. UU. Participó en 1962 en la fundación de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA), donde tuvo decidida actuación en la Comisión de Libertad de Prensa. También ocupó cargos directivos en la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Bajo su conducción, el diario debió soportar sin doblegarse duros embates e incluso ataques armados. Tuvo valiosos premios, como el Maria Moors Cabot, de la Universidad de Columbia.

En 1995 estuvo al filo de la muerte por un accidente automovilístico. Ultimamente padecía un cáncer. Hoy, a las 14.30, se oficiará una misa en el cementerio Jardín de Paz, en Pilar. Sus restos serán cremados para ser trasladados luego al cementerio de Bahía Blanca. LA NACION publicará mañana la correspondiente nota necrológica.

4 comentarios:

Jorge dijo...

Que en paz no descanse

grace dijo...

No te creas, ha dejado muchos hijitos adoptivos en la sociedad bahiense, que sufre amnesia por estos temas. El editorial de su diario, contando todo su currículum, es imperdible. Y una se pregunta: se murió y la justicia ni siquiera la mencionó alguna vez. Sobre ella pesan más de una muerte. Para más datos:
http://wwwalapipeta.blogspot.com/2009/08/la-muerte-le-sienta-bien.html

Kris dijo...

Si existe infierno que se calcine allí.

Pablo Valle dijo...

Lástima que fue la naturaleza. Hay tanta bala estúpida pegando por ahí...